english chinese
Minder app para ligar
ONGOING CAMPAIGNS

Mal acompaГ±adas preferiblemente que solas o por quГ© las mujeres seguimos sufriendo

Fotos sobre la tercera gala de ‘La isla de las tentaciones’

Hace demasiado que hicimos creer a las chicas que su realizaciГіn personal dependГ­a sobre la intervenciГіn de un hombre: por demasiado que este sea insensible, perezoso e insignificante en general: lo que sea: antes de estar sola.

Acento Pauline Harmange en ‘varones, los odio’ (editorial PaidГіs): un ejemplar, o mГЎs bien un manifiesto, con un tГ­tulo provocador No obstante no tan radical en el extremo. Entre el enumeraciГіn de ‘hartazgos’ que cita Harmange Tenemos alguno que me resonГі especialmente: el hartazgo de verificar todo lo que las mujeres estamos dispuestas a elaborar: al completo el lapso y no ha transpirado la energГ­a que invertimos, con tal de deleitar a los miembros masculinos: de que se queden a nuestro flanco: con igual de que una trato ‘funcione’. Sigue Harmange: Me da la impresiГіn que serГ­В­a escaso frecuente que entre los esfuerzos que hacen las hembras razГіn por la que acontecer mГЎs grato a ojos de su cГіnyuge sean recГ­procos. Nosotras vamos al psicГіlogo, leemos libros para estudiar a organizarnos: a sentirnos zen, a gozar; compartimos nuestros estados de ГЎnimo: iniciamos conversaciones, hacemos ejercicio y no ha transpirado nos ponemos a dieta, nos formamos: cambiamos sobre labor. Las mujeres estamos en un desarrollo sobre actualizaciГіn permanente.

Las palabras me devolvieron a demasiadas historias de las que he sido testigo, confidente, o mera observadora. Las historias de amigas dispuestas a darlo al completo: o casi, con semejante sobre que Г©l se quede, de trazar ‘algo’ con el otro. Son, en realidad, las historias de la totalidad de: porque la totalidad de estamos allГ­, mГЎs o menor veces a lo generoso de nuestra vida desplazГЎndolo hacia el pelo por bastante ’empoderadas’ que nos generamos.

Creemos que no somos las chicas sufrientes sobre primeramente sin embargo nunca conozco quГ© pensarГ­amos si fuГ©ramos aptos de examinar desde exteriormente los disgustos que se repiten en semanas alternas: entre los episodios de angustia razГіn por la que cada desapariciГіn o partida: la frustraciГіn: el cansancio de la atadura emocional permanente. (more…)

Mal acompaГ±adas preferiblemente que solas o por quГ© las mujeres seguimos sufriendo

Fotos sobre la tercera gala de ‘La isla de las tentaciones’

Hace demasiado que hicimos creer a las chicas que su realizaciГіn personal dependГ­a sobre la intervenciГіn de un hombre: por demasiado que este sea insensible, perezoso e insignificante en general: lo que sea: antes de estar sola.

Acento Pauline Harmange en ‘varones, los odio’ (editorial PaidГіs): un ejemplar, o mГЎs bien un manifiesto, con un tГ­tulo provocador No obstante no tan radical en el extremo. Entre el enumeraciГіn de ‘hartazgos’ que cita Harmange Tenemos alguno que me resonГі especialmente: el hartazgo de verificar todo lo que las mujeres estamos dispuestas a elaborar: al completo el lapso y no ha transpirado la energГ­a que invertimos, con tal de deleitar a los miembros masculinos: de que se queden a nuestro flanco: con igual de que una trato ‘funcione’. Sigue Harmange: Me da la impresiГіn que serГ­В­a escaso frecuente que entre los esfuerzos que hacen las hembras razГіn por la que acontecer mГЎs grato a ojos de su cГіnyuge sean recГ­procos. Nosotras vamos al psicГіlogo, leemos libros para estudiar a organizarnos: a sentirnos zen, a gozar; compartimos nuestros estados de ГЎnimo: iniciamos conversaciones, hacemos ejercicio y no ha transpirado nos ponemos a dieta, nos formamos: cambiamos sobre labor. Las mujeres estamos en un desarrollo sobre actualizaciГіn permanente.

Las palabras me devolvieron a demasiadas historias de las que he sido testigo, confidente, o mera observadora. Las historias de amigas dispuestas a darlo al completo: o casi, con semejante sobre que Г©l se quede, de trazar ‘algo’ con el otro. Son, en realidad, las historias de la totalidad de: porque la totalidad de estamos allГ­, mГЎs o menor veces a lo generoso de nuestra vida desplazГЎndolo hacia el pelo por bastante ’empoderadas’ que nos generamos.

Creemos que no somos las chicas sufrientes sobre primeramente sin embargo nunca conozco quГ© pensarГ­amos si fuГ©ramos aptos de examinar desde exteriormente los disgustos que se repiten en semanas alternas: entre los episodios de angustia razГіn por la que cada desapariciГіn o partida: la frustraciГіn: el cansancio de la atadura emocional permanente. (more…)